La recuperación de la memoria (I): dialogando con Berta Blasi, restauradora

Hoy inauguramos una nueva sección en “El archivo: la gestión de la memoria”. Bajo el título genérico de “La recuperación de la memoria” nos ocuparemos de la restauración y la conservación preventiva a través de la autorizada voz de los propios profesionales que, con su constante trabajo, se convierten en los “sanitarios” que devuelven a la vida a los documentos.


berta blasiComenzaremos nuestra andadura dialogando con Berta Blasi, una joven restauradora a la que conocí virtualmente a través de una interesante sesión, organizada el 21 de febrero de 2013 por Socialbiblio, en la que nos introducía en el mundo de la restauración y la conservación preventiva.

Berta Blasi es Licenciada en Documentación (2006) y Diplomada en Conservación y Restauración, especialidad de Documento Gráfico (2003). Es autora de diversos artículos científicos relacionados con la restauración y conservación, ha impartido cursos y conferencias sobre el mismo tema y hace seis años abrió su propio taller en Tiana (C/ Matas, 35, Barcelona) desarrollando una constante actividad recuperando el patrimonio documental.

Comenzamos nuestra charla…

¿Cuándo decidiste que la restauración de obra gráfica sería tu profesión? ¿Vocación o descubrimiento?

Mi padre trabajaba en el “mundo del libro”, tal y como él lo llamaba. Desde pequeña me inculcó el amor y el respeto por los libros. Mis cuentos nunca estuvieron tirados por el suelo, nunca los pinté con ceras y jamás les puse pegatinas.
Aunque no fue hasta mucho más tarde que me decidí por ser conservadora pero creo que inconscientemente eso influyó para que me decantara por la restauración de patrimonio documental y la obra gráfica. Y, en parte, también fue un descubrimiento. En una época un poco perdida de mi vida, mi padre, precisamente, me trajo un librillo de carreras universitarias y encontré la de Conservación – Restauración de Bienes Culturales.
Años después, creo que no podría haber escogido una profesión mejor.

Mi percepción, por lo menos en mi ámbito geográfico canario, es que hay muy pocos restauradores de obra gráfica ¿Crees que es así? ¿A qué puede deberse?

No creo que sea así. Sospecho que hay muchos profesionales que viven “en la sombra”, y cuando digo “en la sombra” me refiero a que no salen por la tele, por la radio o, lo más importante hoy en día, no están en Internet.
Hay conservadores de documento gráfico por doquier, o por lo menos tendría que ser así porque cada año se gradúan en las facultades y en las escuelas. El problema es que todavía no son suficientemente visibles.

Uno de los elementos que influye en la escasa visibilidad de estos profesionales es que la inversión en restauración por parte de las instituciones no es muy elevada ¿Crees que es sólo un problema económico o también influyen otros factores como al escasa “cultura restauradora” existente?

La visibilidad depende de los mismos restauradores. Nadie hará tu trabajo, así que si quieres que esté presente a nivel social debes luchar por ello. Todo empieza por ahí, y es un pez que se muerde la cola. No secita tesoros invertirá en algo “invisible” (aunque nosotros sepamos que de “invisible” no tiene nada) porqué no tiene una recompensa directa. Debemos luchar para mostrar nuestros tesoros y cómo cuidamos de ellos, no sólo a nivel arquitectónico o plástico. El contenido del patrimonio que protegemos, aunque no sea tan bonito como un Sorolla, nos cuenta cómo hemos llegado dónde hemos llegado, y eso no tiene precio.

¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado en tu vida rofesional?

Cada día es un reto en el taller. Cada día me permite aprender cosas nuevas. Aunque parezca mentira la conservación es una profesión muy dinámica, con mucha investigación detrás, cada año aparecen técnicas y materiales nuevos, y cada pieza que entra en el taller es un desafío. Podría contarte de papeles enormes, de códices carcomidos, de precintos innecesarios, de pergaminos enrollados y duros como longanizas, de piezas que no necesariamente deberían ser intervenidas… Hay infinitas variables que debemos tener en cuenta pero sin duda el mayor reto es innovar a cada paso para conseguir un mejor resultado en la conservación de cada pieza.

Agua, fuego, xilófagos, tintas, acción antrópica… ¿Qué agente crees que es más nocivo para el documento?

cita hombreEl ser humano. Sin titubear.

Ya sea por la manipulación, por la mala conservación o por mentes bibliópatas, el hombre ha sido y será siempre la principal causa de deterioro de nuestra memoria escrita.

En los estudios de Documentación se insiste muy poco en la conservación del material documental. De hecho, no hay demasiadas materias alusivas al tema en muchos de los grados ofertados ¿Crees que los archiveros y bibliotecarios deberían tener más formación en este campo?

Desde mi punto de vista debería ser materia obligatoria, por supuesto. ¿Por qué lo es estadística y no conservación?
Me encuentro con frecuencia, cuando visito algunos archivos o por algunas preguntas que recibo a través de la web, que quizás haría falta transmitir la conservación desde un punto de vista un poco más cotidiano. Me explico: conservar los documentos a temperaturas, tantos por ciento de humedad relativos y cajas de conservación ideales es una falacia. La realidad nos muestra un día a día en que a los archivos no les llega para comprar lápices, ¿cómo podemos pensar en un sistema de climatización?¿en invertir en cajas de conservación?

cita batalla

Es evidente que los ideales deben explicarse, pero también se debería hablar de la “conservación de batalla”, la que no cuesta millones. Es más efectiva por estar más al alcance de los pequeños archivos que, además, son mayoría.

Me interesa mucho esa “conservación de batalla” ¿Qué implicaciones tendría?

La “conservación de batalla” se basa en hacer lo mejor para el fondo con los medios disponibles. Pretende poner a disposición del archivo más modesto las técnicas y materiales adaptados para conseguir un buen nivel de conservación en su fondo. Establecer prioridades en las intervenciones y proporcionar los conocimientos óptimos en cada caso. Ser realista con los recursos y usarlos de manera inteligente (a veces entre tecnicismos perdemos eso de vista). No te rindas si pides un sistema de climatización de 30.000€ y te lo niegan, controla la humedad con un deshumidificador de 300€ y luego ya veremos cómo seguimos.climatización
No tiene sentido tener un depósito en pésimas condiciones de higiene y restaurar un documento con su carpeta de cuatro solapas y su caja de conservación a medida y con lacito. Mal. Sería, por ejemplo, mucho más efectivo pasar el aspirador por los estantes y sanear los documentos que restaurar el documento más antiguo del pueblo. Puede que el coste fuera el mismo pero en cambio la conservación sería global y por tanto favorecería todo el fondo.
Con frecuencia observo un tratamiento muy individualizado de los fondos en cuanto a conservación – restauración se refiere, cosa que me sorprende mucho ya que la archivística (corrígeme si me equivoco) tiende a tratarlos como una unidad indivisible.

En los últimos tiempos se discute mucho sobre el empleo de guantes en la manipulación de los documentos ¿Cuál es tu opinión sobre esta práctica? ¿Consideras innecesario el uso de guantes?

En el taller, como norma general, trabajo sin guantes. Eso me permite sentir mejor el documento, su fragilidad, su textura, si hay cambios durante o después de cada tratamiento… Es poco factible andar restaurando con guantes, entorpece los movimientos y pone en peligro la pieza. Pero jamás uso laca de uñas, jamás me pongo crema hidratante antes de trabajar y siempre me lavo las manos antes de empezar y cuando termino.
De cara a la consulta en un archivo no se hasta qué punto se puede controlar que un usuario siga esos pasos básicos. Si usamos guantes recomiendo que sean de nitrilo, sin talco y desechables, aunque he visto a personas chuparse el dedo para pasar las páginas aún usando guantes. Siempre hay casos surrealistas en que da igual si llevamos guantes o no.
Como siempre, debemos aprender a relativizar: depende qué documentos requerirán más protección que otros. A veces incluso los mismos investigadores prefieren usar los guantes para evitar la suciedad y las infecciones.
La British Library, por ejemplo, no recomienda el uso de guantes excepto para determinados tipos de documentos:

“(…) the surface of photographs should never be touched, papyrus leaves mounted in paper should be turned by the supporting paper, and although gloves are not recommended for flat material, they are required for touching certain materials such as lead seals or the surface of globes (…)”

El artículo entero lo encontraréis en su blog, por cierto, muy interesante.
Así que partiendo de que cada pieza es un mundo, recomiendo ajustarnos a esa máxima.

¿Restauración tradicional o restauración/retoque digital?

Es una pregunta trampa. “Restauración tradicional” si las condiciones de conservación del objeto lo requieren. Desde el punto de vista del conservador el original prima por encima de todas las otras opciones, como norma general. No tiene sentido retocar digitalmente lo que es una copia si el original se está haciendo añicos a no ser que el original sea realmente insalvable. Y hay muy pocas cosas insalvables.
Entiendo que el retoque digital es, en la mayoría de los casos, una opción estética.

retoque digital - Berta Blasi

Retoque digital ©Berta Blasi

Para un ejemplo, hace tiempo me encargaron retocar digitalmente un manuscrito con tintas metaloácidas que era muy difícil de leer para ojos no expertos. El documento original se conserva en el Arxiu d’Història de la Ciutat de Barcelona y proporcionaron el formato digital al Gremio. El objetivo era difundir el documento dónde se citaba por primera vez el Gremi de Constructors d’Obres para su 800 aniversario.

Administras un blog… ¿Qué importancia concedes a la difusión digital de la restauración de obra gráfica? ¿Es una buena herramienta para divulgar la profesión? ¿Es una buena plataforma para obtener clientes o éstos llegan por otras vías más tradicionales?

Un blog es una excelente herramienta para divulgar la profesión y el patrimonio histórico y no me entra en la cabeza que las grandes instituciones de nuestro país no inviertan más en ellas ni lo vean como una prioridad.

blog bertaMi blog empezó para hacer difusión de mi trabajo, para darme a conocer, pero mutó con el tiempo y ahora es también un espacio para compartir el conocimiento que hasta hace poco era tan difícil de transmitir. Los clientes llegan por ambas vías, pero el que no te conoce tiene a su alcance una herramienta muy práctica que le permite ver tu experiencia. Es una carta de presentación inigualable.


Ya dejamos a Berta Blasi tranquila en su taller… pero si quieres continuar conociendo mejor el trabajo que desarrolla y su trayectoria profesional, no dudes en acceder a su sitio web, así como a su interesante blog, en el que presenta una completa relación ilustrada de todos los trabajos realizados y de los proyectos en los que ha participado. También puedes seguir sus noticias y novedades en facebook y twitter.

Sólo me queda dar las gracias a Berta Blasi, tanto por su disponibilidad para contestar a estas preguntas, como por sus interesantes respuestas, así como por el constante entusiasmo que demuestra en la recuperación y conservación de la memoria.


Anuncios

Acerca de Fernando Betancor Pérez

Archivero (El Museo Canario), Licenciado en Documentación (UC3M), Especialista Universitario en Archivística (UNED), Licenciado en Geografía e Historia (ULL) Publicaciones
Esta entrada fue publicada en Archivística, Bibliotecarios, Digitalización, Documentos, Restauración y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La recuperación de la memoria (I): dialogando con Berta Blasi, restauradora

  1. Gracias Fernando:

    Por esta magnífica iniciativa para crear sinergias entre nuestros mundos que, en el fondo, son el mismo.
    Gracias por tu constancia y perseverancia, eres una fuente insaciable de información.
    Y gracias por concederme el honor de inaugurar esta sección que seguro será interesantísima, tanto para los archiveros como para conocernos un poco más los colegas conservadores.

    Como siempre, estoy a tu disposición y a la de todos.
    Un saludo,

    Berta Blasi
    http://www.bertablasi.com

    • Fernando Betancor Pérez dijo:

      Yo no soy restaurador y soy muy consciente de mis limitaciones en ese campo, así que sin la participación de ustedes, los restauradores de obra gráfica, esta nueva sección quedaría vacía de contenido; por lo tanto, sin duda soy yo quien no me cansaré de darte las gracias, tanto a tí Berta como a los demás restauradores que participan, por acceder a compartir con todos nosotros sus conocimientos y sus proyectos.

  2. Pingback: Sinergies entre arxivers i conservadors | Berta Blasi - Taller restauració i conservació de patrimoni documental i obra gràfica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s