¡Esta es su carta!: zarzuelas y documentos

Hoy, 22 de noviembre, los músicos están de fiesta. Coincidiendo con la celebración del día de santa Cecilia, patrona de los músicos desde 1594, se festeja la música y la actividad profesional llevada a cabo por los compositores e intérpretes que tiene en el pentagrama, la notación, los sonidos y los instrumentos su medio habitual de trabajo.

Gigantes y cabezudos Biblioteca Digital hispánica

En la Biblioteca Digital Hispánica podemos acceder a un gran volumen de partituras como la de Gigantes y Cabezudos

Con ese motivo tomamos prestada en el “El archivo: la gestión de la memoria” la célebre zarzuela Gigantes y cabezudos, obra lírica en un acto y tres cuadros con libreto de Miguel Echegaray y Eizaguirre. Su música es obra de Manuel Fernández Caballero (1835-1906), de cuya inspiración también salieron las melodías de títulos tan célebres como Los hijos del capitán Grant, El dúo de la africana o La viejecita. Gigantes y cabezudos se estrenó en el Teatro de la Zarzuela (Madrid), el 29 de noviembre de 1898. Estamos, por tanto, también ante la inminente y feliz celebración del 117 aniversario de su primera puesta en escena.

Pero ¿por qué Gigantes y cabezudos? ¿Qué relación existe entre la zarzuela y el ámbito documental? Las respuestas a estas preguntas hay que buscarlas en el inicio de la escena cuarta de la pieza musical. En ella Pilar, el personaje femenino principal cuyo amor por Jesús es el eje central de la trama, recibe una carta de su amado, ausente en la guerra de Cuba y canta la romanza “¡Esta es su carta!”. Pero, al margen de cuestiones argumentales, la presencia de esa carta, objeto que incluso podemos ver físicamente en manos de la protagonista sobre el escenario, es algo más que un recurso escénico.

María Rodríguez en el rol de Pilar. Teatro Calderón de Madrid (1995)

A través, no sólo de esta romanza, sino también de otras partes habladas con que cuenta la zarzuela, pueden ser descubiertas algunas de las características de la carta en cuestión, datos que nos ayudarían a completar –junto al título ya conocido- la hipotética descripción archivística del documento:

  • Se nos informa que la carta carece de fecha a través de un diálogo entablado entre Pilar y Pascual (escena quinta):

    Pilar: Está negra y arrugada,
    ya debe de tener fecha..
    Pascual: No la pone

    La fecha constituye uno de los elementos característicos de las epístolas, dispuesta bien en el encabezado o al final del cuerpo del texto. En este caso parece que no fue consignado este dato. Si tuviéramos que datarla, teniendo en cuenta que la trama coincide con la guerra de Cuba, muy posiblemente podríamos deducir que la misiva sería redactada en el año 1898. Es llamativo como la protagonista se hace eco de su antigüedad aludiendo a lo arrugada y machada que ésta se encuentra. Un método muy poco científico, es verdad, pero sirve al autor para representar el paso del tiempo y explica la demora de un año en que, según parece, aquélla ha tardado en tener noticias de su enamorado.

  • “Las cuatro caras / llenas están.” Estos versos cantados por Pilar en la romanza que nos ha servido como punto de partida, nos ayudan a conocer el volumen, el número de cuartillas o folios, que tiene el documento en cuestión. Si “…las cuatro caras están llenas…” la carta ha de tener dos hojas, y su soporte será el papel.
  • “Esta es su firma”. Un breve verso también en la misma parte cantada nos ofrece una valiosa información. De esta forma, si esa es su firma estamos ante un documento, en principio, original y válido. La firma es uno de los elementos de validación que pueden estar presentes en los documentos y, desde luego, es el que por antonomasia está vinculado a las cartas. Esa firma indica que lo que está escrito en esa misiva lo ha plasmado o lo suscribe, valga la redundancia, de manera efectiva el remitente, con lo cual ya tenemos también el nombre del productor.
  • En otra de las secciones habladas de la zarzuela, en la escena quinta, Pilar, refiriéndose a la misma epístola, afirma:

    Pilar: ¡Que digan cosas tan buenas
    estos puntos y estos ganchos
    y estas patitas que cuelgan!
    .

    Con esos puntos, ganchos y patitas la protagonista se refiere a las letras que dan forma a cada una de las palabras que integran el mensaje remitido por Jesús. Con estos versos se profundiza en una de los temas tratados en la zarzuela que se hace manifiesto en ese “¡por qué, Dios mio / no se leer!” de la romanza. Las escasas posbilidades de instrucción de la mujer en el siglo XIX, especialmente en determinados sectores de la población, es criticada así en Gigantes y cabezudos. Pero no será el único instante de la obra en que surja la temática femenina. Ésta tiene su punto álgido en la jota “Si las mujeres mandasen”, en la que se pone en entredicho la escasa accesibilidad de la mujer a los puestos de poder y, al mismo tiempo, se critica la forma de gobernar de los hombres. Pero…esta es otra historia; muy interesante también, pero otra historia. (Sobre este aspecto recomendamos la lectura del post publicado en el blog “La reina de los mares“)

Pero… aquí estábamos tratando sobre la presencia de la carta en una obra musical. Ya lo habíamos visto antes en “La Traviata”. Ahora, nuevamente la carta sube a escena y se convierte en la protagonista de la acción. Da igual que la lea Violeta Valery con música de Verdi a que sean los sonidos de Fernández Caballero los que sirvan para expresar los anhelos de Pilar. Lo imporante es que la música y los documentos van de la mano. La carta da contenido argumental a la obra y el poder de la melodía consigue acrecentar los matices y las ideas contenidas en aquellos papeles. Porque, como siempre decimos, los documentos son un reflejo de la vida y de cualquier actividad , idea o actitud del ser humano.


Anuncios

Acerca de Fernando Betancor Pérez

Archivero (El Museo Canario), Licenciado en Documentación (UC3M), Especialista Universitario en Archivística (UNED), Licenciado en Geografía e Historia (ULL) Publicaciones
Esta entrada fue publicada en Archivística, Archivística y memoria, Archivo, Archivos y música, Documentos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡Esta es su carta!: zarzuelas y documentos

  1. Mº del Mar Ibáñez Camacho dijo:

    Muy ingenioso el análisis ddiplomático de esta carta, descrita a través de la música!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s