Diálogos cinemarchivísticos: Notting Hill

Damos comienzo hoy a una nueva sección en “El archivo: la gestión de la memoria“. Continuando con nuestro interés por difundir los archivos y la archivística, poniéndolos en relación con otros ámbitos de la cultura, presentamos nuestro primer Diálogo “cinemarchivístico”. Bajo este título presentaremos de manera periódica conversaciones que forman parte de guiones cinematográficos en los que se menciona los archivos o se trata, de manera directa o indirecta, sobre la realidad archivística. En este sentido,  a pesar de que muchas películas en sí mismas no abordan estas temáticas como materia principal, no es menos cierto que son numerosas las ocasiones en que los archivos y los documentos salen a relucir en diálogos o imágenes que ayudan a contextualizar mejor las escenas y tramas centrales. Porque, como hemos afirmado en otras ocasiones, el archivo forma parte de la vida -es la vida misma reflejada en otros soportes- y, como tal, no debe extrañar que también salgan a relucir en los films y series de televisión.


Comenzamos esta sección con un breve diálogo extraido de la película Notting Hill ( o Un lugar llamado Notting Hill) , dirigida por Roger Michell, con guión de Richard Curtis, y estrenada en 1999:

William ThackerLos periódicos de hoy llenarán los cubos de la basura de mañana.
Anna Scott: ¿Qué dices?
William ThackerPues que solo es un día…mañana estos periódicos estarán en la basura.
Anna Scott: Veo que no lo entiendes…Esta historia será archivada y cada vez que alguien escriba cualquier cosa sobre mí sacarán estas fotos. Los periódicos son para siempre


cartelLa escena es potragonizada por los dos personajes principales: Anna Scott (Julia Roberts), una actriz de éxito, y Wiliam Thacker (Hugh Grant), un librero que regenta una librería de guías y libros de viajes. Entre ambos surge una complicada historia de amor que se verá marcada por la incomodidad que produce la visibilidad pública que posee, muy a su pesar, la afamada actriz.

Es precisamente en ese contexto de contrariedad frente al constante acoso de los periodistas sobre su vida privada lo que va a dar lugar al diálogo cinemarchivístico de hoy. Así, los periodistas sorprenden a la estrella de cine y descubren su incipiente historia de amor, situación que produce un gran enfado sobre una Anna Scott que conoce el papel trascendental que tiene un documento gráfico o una información escrita sobre su persona ¿Por qué? Porque tal como ella misma afirma, frente a la ingenuidad de su acompañante, una vez que la historia (la fotografía, la información, los documentos) son archivados siempre podrán salir a relucir de nuevo. Es evidente que aquí, “archivado” lleva aparejado no solo instalar el documento en un lugar determinado, o conservar un recorte de periódico, sino, sobre todo, proporcionar las herramientas adecuadas -instrumentos descriptivos- que faciliten su recuperación a través del tiempo, eje central del trabajo del archivero, y en general de todos los profesionales de la documentación e información.

Por otro lado, a pesar de ese uso tan prosaico que concede Wiliiam Thacker a los periódicos viejos, nuevamente la actriz está ahí para dejar claro que “…los periódicos son para siempre…” Y así es… los periódicos se conservan dando forma a colecciones de gran valor para el mejor conocmiento de nuestra historia. Al margen de su preservación en hemerotecas, todos los archiveros hemos tenido la oportunidad de comprobar cómo son numerosos los periódicos que integran expedientes y documentos de archivo. Y sí… son para siempre porque, una adecuada gestión técnica y documental de los mismos -ya sea de manera exenta, en hemerotecas o en colecciones archivísticas personales, o formando parte de documentos compuestos-, porporciona la posibilidad de recuperar la información que contienen con relativa facilidad. Un ejemplar puede terminar en el cubo de la basura, pero -por la naturaleza múltiple del periódico-. otros muchos se mantienen vivos gracias a la actuación de los archiveros y documentalistas.

Este primer Diálogo cinemarchivístico tiene un único ganador: Anna Scott, que a pesar de no ser profesional de la información y documentación, sabe reconocer el papel trascendenal que tiene conservar y hacer accesibles los documentos.



Anuncios

Acerca de Fernando Betancor Pérez

Archivero (El Museo Canario), Licenciado en Documentación (UC3M), Especialista Universitario en Archivística (UNED), Licenciado en Geografía e Historia (ULL) Publicaciones
Esta entrada fue publicada en Archivística, Archivo, Archivos y cine y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Diálogos cinemarchivísticos: Notting Hill

  1. Chulísima la sección.. un saludo!

  2. Coia Escoda dijo:

    Brillante como siempre Fernando. Gracias por contribuir a dar visibilidad a nuestros queridos archivos.
    Un abrazo!

  3. Carmen dijo:

    En algún momento tuve la idea de hacer una sección asi, que bien que Usted la esta desarrollando, exitos Fernando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s