“La princesa Paca”: el amor en el archivo

“…Con obligada serenidad enviaba cartas más a menudo a Rubén,
y éste le respondía en afecto y correspondencia.”

“La gran pasión de Rubén Darío”. Este subtítulo disipa cualquier duda sobre el contenido de la historia que, página tras página, vamos descubriendo a través de la lectura de “La Princesa Pacaprincesa Paca”. En efecto, como habrán adivinado, el eje central de la narración –además de la interesante trayectoria vital de la protagonista-, no es otro que el amor. Así, los autores de la novela –Rosa Villacastín, nieta del personaje principal de la historia, y Manuel Francisco Reina–, detallan la intensa vida que compartieron el llamado “Principe de las letras castellanas”, el escritor Rubén Darío (1867-1916), y Francisca Sánchez (1879-1963), su “Princesa Paca”, una mujer que, tal como afirman los novelistas y queda patente en la obra, vivió y amó por sí misma, superando los usos, obligaciones y tópicos propios de la época que le tocó vivir.

Al margen del interés que presentan tanto esta realidad novelada como la descripción de los ambientes literarios y de la realidad política de principios del XX, nos detendremos, como solemos hacer en “El archivo: la gestión de la memoria”, en los contenidos archivísticos y documentales que están presentes en esta novela publicada (1º edición) en el año 2014 por Plaza & Janes. Porque es imposible hacer referencia a “La princesa Paca” sin aludir a los documentos que sirven de punto de referencia y actuan como fuente de inspiración para relatar esta apasionada y “principesca” historia de amor .

La carta de amor: fuente de la novela
De este modo, no podemos hablar de “La princesa Paca” y no hacer referencia a los casi 6.000 documentos que dan forma al archivo personal del escritor nicaragüense, conservado en la Universidad Complutense de Madrid desde 1956 a raíz de la donación efectuada por la propia protagonista de la historia. Pero… de la misma manera, no es posible enfrentarse a esta historia sin conocer esos otros documentos -más interesantes si cabe en este caso particular-, que no fueron entregados a la citada institución. Porque, no en vano, lo narrado está basado en una serie de cartas de las que su propietaria nunca se desprendió porque eran un contundente símbolo del amor que la unió al célebre escritor. La relación epistolar entre ambos debió ser, a tenor de lo relatado, muy abundante. Así, Francisca “…Con obligada serenidad enviaba cartas más a menudo a Rubén, y éste le respondía en afecto y correspondencia”, llegando Darío a pedirle más adelante “…Escríbeme las más cartas que puedas…” Las cartas unían a los dos amantes. Aquellas misivas eran una forma de reducir la distancia que los separaba cuando uno estaba en París y la otra en Madrid. Esas once cartas que no fueron donadas con el resto del lote de documentos personales de Rubén Darío se convierten en verdaderas protagonistas de la historia. Su transcripción –y también su reproducción gráfica- nos hace partícipes del sentir y el pensar del escritor. Esas palabras no son “novela”, son fruto de la inspiración personal y, por tanto, una proyección real de los personajes implicados. A través de ellas no sólo conocemos mejor al remitente, Ruben Darío, sino también a la receptora, Francisca Sánchez.

La carta… siempre la carta. Es esta una tipología documental muy bien representada en la mayor parte de los archivos personales. Si consultamos el cuadro de clasificación de cualquier archivo privado encontrremos una sección o, como mínimo, una serie documental, que se identifique con la correspondencia. Ya sea remitida o recibida siempre nos ofrecerá una información de primer orden para el mejor conocimiento del titular de cada fondo o colección documental. Pero no será un conocimiento superficial el que nos proporcionará la epístola. La carta personal es un reflejo de lo más íntimo de cada uno de sus redactores. Sobre una cuartilla o un folio se proyectan las alegrías, los pesares, las novedades, los proyectos, las ideas y, por supuesto, el amor. Este último sentimiento tan íntimo, tan personal, se hace público así en el archivo. En decenas de salas de consulta de archivos de cualquier parte del mundo, en los rostros de los lectores e investigadores se dibujará una leve sonrisa de complicidad con los enamorados que se cartean o se humedecerán los ojos ante la noticia de una inminente ruptura. En ese momento el amor vivirá en el archivo porque, una vez más, en el archivo residirá la memoria, pero, sobre todo, en el archivo estará la vida. Nada más expresivo de la vida que ese amor al que podemos hacer revivir en cada lectura de una carta.


He aquí algunos ejemplos de ese impulso amoroso y vital que reside en los documentos de archivo:

Anuncios

Acerca de Fernando Betancor Pérez

Archivero (El Museo Canario), Licenciado en Documentación (UC3M), Especialista Universitario en Archivística (UNED), Licenciado en Geografía e Historia (ULL) Publicaciones
Esta entrada fue publicada en Archivística, Archivística y memoria, Archivo, Archivos personales, Archivos privados, Archivos y literatura, Documentos, Literatura, Rubén Darío y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “La princesa Paca”: el amor en el archivo

  1. Estimado Fernando
    Muy buena nota. Te felicito. Justo, por estos dias está viniendo al Archivo del diario LA NACIÓN, cuyo destino quedó en mis manos, el bisnieto de Rubén Dario. Martin Katz. En febrero de 2016 se cumplen 100 años de su fallecimiento y está intentando armar algo muy especial.
    Te mandó un abrazo y sigue adelante con todo esto que nos hace muy bien a todos los archiveros del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s