La recuperación de la memoria (VIII): dialogando con Verónica Ojeda Jiménez, restauradora de documento gráfico

Hoy, nuestro interés por la restauración del patrimonio documental nos lleva a la isla de La Palma. A través de las opiniones de la restauradora Verónica Ojeda Jiménez conoceremos cuál es su concepción de la profesión de restaurador, nos aproximaremos al mejor conocimiento de la situación en materia de conservación del patrimonio documental canario y nos acercaremos al Centro de Conservación y Restauración de Documentos Gráficos que el Cabildo Insular de La Palma puso en marcha en el año 2001.

La restauradora y su objeto de trabajo.

La restauradora, sus manos  y su objeto de trabajo.

Verónica Ojeda Jiménez es licenciada en Historia, especialidad en Arte, por la Universidad Complutense de Madrid y restauradora de Documento Gráfico por la Escuela de Restauración y Conservación de la misma ciudad. Comenzó su andadura profesional trabajando con pequeños contratos en su ciudad natal; pasó por Huelva, como profesora de encuadernación, y en su periplo llegó al Archivo de Santiago de Compostela. Siguiendo el norte, estuvo unos cinco años en el Archivo de Tolosa, Guipuzcoa, tras los cuales volvió a sus orígenes. En Madrid combinó el estudio y el trabajo hasta que recaló, tras una oposición, en la Isla de La Palma donde desarrolla su actividad profesional en el Centro de Conservación y Restauración de Documentos Gráficos.

Comenzamos nuestra charla…

¿Cuándo decidiste que la restauración de obra gráfica sería tu profesión? ¿Vocación o descubrimiento?
calle la palma

La calle de La Palma (Madrid) está vinculada a la vida profesional de Verónica Ojeda. Allí se encuentra la Escuela de Artes y Oficios.

La verdad que fue un descubrimiento temprano avalado por una formación experimental y riquísima en el antiguo Bachillerato Artístico, que realice primero en el Instituto San Isidro de Madrid y después en la Escuela de Artes y Oficios nº 1 de la c/ de la Palma, también en Madrid, (con este domicilio mi destino estaba ya predestinado). La gran sensibilidad desarrollada en todos esos años hacia el mundo del arte, me llevo a descubrir diferentes profesiones relacionadas con este mundillo cultural, que me cautivaron. Ello, unido a un entorno familiar humilde, pero muy rico en conocimientos y alientos, hicieron que mi formación se moldeara siendo diversificada y humanística. Además el Madrid de los 90 exudaba cultura y movimiento por todas sus calles de manera gratuita y accesible. Accedí a la Escuela de Restauración y Conservación de Madrid, que combine con la Licenciatura en Arte en la Complutense: una verdadera locura, por la mañana en la Escuela y por la tarde en la Uni, comiendo en el bus. No se como aguante esos 5 años, supongo que era más joven.

Desarrollas su actividad profesional en el Centro de Conservación y Restauración de documento gráfico de La Palma ¿cuándo surge este centro y cuál es su objetivo principal?
Sede del Centro de Conservación y Restauración de La Palma.

Sede del Centro de Conservación y Restauración de La Palma.

El Centro de Conservación y Restauración de Documentos Gráficos abrió sus puertas con un Encuentro Internacional sobre Conservación del Patrimonio Documental bibliográfico en Clima Subtropical, en otoño del 2001 primando en él siempre la concienciación y la necesidad de protección del Patrimonio Documental de La Palma. Desde entonces el centro no ha parado su actividad enfocada a la salvaguarda de este importante acervo cultural, con múltiples y variadas intervenciones, proyectando también el conocimiento y la difusión de dicho Patrimonio, que ha permitido la colaboración continua con diferentes instituciones. El Centro esta sito en la ciudad de Santa Cruz de la Palma, aunque extiende su función a toda la isla. Esta labor no cesa, al contrario, se acrecienta, aunque su eje continuo es la intervención sobre los fondos de Protocolos Notariales del Archivo General Insular.

A pesar de que estoy hablando con una restauradora que trabajan en la isla de La Palma, mi percepción, por lo menos en el ámbito geográfico canario, es que en general hay muy pocos restauradores de documento gráfico ¿Crees que es así? ¿A qué puede deberse?

Si, somos pocos, pero de calidad y eficiencia. En el conjunto de las Islas trabajamos por los menos cinco restauradores en la administración pública, desde hace más de 13 años. Ayuda acita1verónicaojeda que se tenga esta percepción de pocos restauradores el que, ésta es una profesión poco visible a la no se le extrae todo el beneficio que podría dar. La crisis y la falta de las partidas presupuestarias hacen el resto. Se desconoce nuestro trabajo, y … lo que no se conoce no se ama.

Mesa de trabajo en el Centro de Conservación y Restauración de La Palma.

Mesa de trabajo en el Centro de Conservación y Restauración de La Palma.

Si interviniéramos en más ámbitos se nos percibiría más y mejor, porque esta profesión no es solo estar en un laboratorio con bata. Nuestras opiniones sobre las colecciones museísticas, nuestras ideas para las exposiciones temporales, la impartición de cursos, la realización de congresos y demás actividades, son nuestras voces autorizadas, tal y como se ha demostrado en los eventos llevados a cabo, a los que han acudido un gran numero de participantes. Lo espectacular del trabajo, su resultado, trasmite y suscita mucho interés y esto es una baza muy importante que hay que saber jugar. Unos ejemplos de publicidad beneficiosa sobre nuestro trabajo, y que la población aplaude, se producen después de una catástrofe meteorológica porque tenemos que intervenir de urgencia, o cuando se debe restaurar una pieza importante de forma rápida para ser expuesta en una fecha determinada. Aunque nosotros no nos podemos quejar ya que hemos montado diversas exposiciones divulgativas sobre nuestro trabajo y resultados, en la propia ciudad.

¿Se invierte –y se ha invertido en el pasado- lo suficiente en restauración de documentos? ¿Se ha visto afectada la actividad de los restauradores por los recortes en materia cultural?

En el pasado, parece que se invirtió lo necesario por parte de la administración, porque ahí están los grandes Archivos del Archipiélago y demás construcciones contenedoras decita2 verónicaojeda documentación. En el presente, donde no se invierte es directamente en el incremento de personal, los presupuestos congelados, la elevación del precio de los materiales, el transporte… Claro que nos vemos afectados, pero no cejamos en nuestro empeño y siempre intentamos proponer contrataciones por medio de convenios, y otras alternativas. Algún año lo conseguimos. Ahora estamos a la espera. Con mucha persistencia, ideas, ganas y poco dinero (incluso) se pueden realizar actividades espectaculares, claro siempre que haya colaboración y predisposición.

En el taller han restaurado todo tipo de documentos gráficos, desde fotografías hasta cartografía, pasando por manuscritos, dibujos y libros, pero… ¿cuál es el mayor reto al que te has enfrentado en tu vida profesional?

La contestación siempre es la misma. Es muy difícil valorar cual ha sido el reto mas importante, porque todas las obras me merecen el mismo respeto. Y es verdad. Unas me ayudan a avanzar y a evolucionar en mi profesión, mientras que otras asientan mi conocimiento y mi practica, haciéndome mas útil y fiable. El reto de todos los días: mejorar. Y por ir un poco a la contra y no realizar una cuantificación puntual de grado, diría que últimamente mi reto ha sido recibir a una becaria y ser tutora de estancia. Trasmitir los conocimientos, los datos y las maneras de trabajo de una forma objetiva y provechosa, intentando colaborar en su formación. Pensar que una nueva profesional haya podido aprovechar algo de lo que yo puedo trasmitir de manera altruista, en este momento, me parece que tiene su magia.

becaria en la palma

Becaria relizando su actividad formativa en el Centro de Conservación y Restauración de La Palma.

También intento recoger datos con exactitud, aunque de manera empírica, para que en un futuro puedan ser investigados. Esto ha dado algunas gratas sorpresas que están cerca de publicarse, como la realización del ADN de muestras vegetales encontradas en la documentación. Han intervenido más de tres científicos para ayudarnos. Esta colaboración y estudio es en sí un reto; otro será el repetirlo con otras ideas pendientes.

Agua, fuego, xilófagos, tintas, acción antrópica… ¿Qué agente crees que es más nocivo para el documento?

Antropocentrismo, es el la clave, añadiendo que además somos el principio y fin. Nosotros lo hemos creado, lo creamos y lo crearemos es nuestra naturaleza. Agua, cita3 verónicaojedafuego, contaminación climática, biológica y un largo etcétera también son nuestras creaciones, si los elementos se vuelven contra nosotros, debería haber sido nuestra la labor de poner las medidas adecuadas para que no se dieran las situaciones, algunas veces harto difíciles, pero en otras solo depende de la razón. En nuestro campo, la preservación, el trabajo de campo, la observación y medidas racionales que solucionen problemas concretos y reales son el freno y la salvación. Prevención contra incendios, alarmas, actuaciones físicas y sobre todo formación. Inundaciones, racionalización en la construcción y en el almacenaje. Xilófagos, prevención de plagas, revisión de colecciones. Y así podíamos seguir, por largo rato. El agente: nosotros.

Además de trabajar en restauración, buena parte de su actividad se ha enfocado hacia la mejora de condiciones de conservación en diferentes archivos e instituciones insulares, ¿crees que en los archivos se concede más importancia a otros aspectos, como la descripción o la organización, y se olvida la conservación y la conservación preventiva? ¿debería existir un restaurador-conservador en cada archivo?

No, no creo que sea así, generalmente en los archivos y bibliotecas se trabaja de forma extraordinaria, porque existen muy buenos profesionales y lo que únicamente les sobracita4 verónicaojeda son problemas ajenos a sus funciones. Y no lo digo porque este blog este casi dedicado a ellos, sino porque conozco numerosos archivos. No es que se olvide el concepto, lo que se olvida es, que podemos colaborar perfectamente con ellos, que son profesiones complementarias, suman. Aunque debemos tener conocimientos múltiples, no se pueden abarcar todas las profesiones en una. Por lo cual, si, seria estupendo que existiera un restaurador-conservador en cada archivo, sí; ilusorio, también, (incluso sería estupendo que en todos los archivos hubiera un archivero). Eso si, con tiempo, no con un… de hoy para mañana se podrían realizar trabajos magníficos.

En los últimos tiempos se ha discutido mucho en blogs y redes sociales sobre el empleo de guantes en la manipulación de los documentos, ¿Cuál es tu opinión sobre el empleo de guantes de algodón?
Guantes, mascarillas... "...cada cosa útil en su momento..."

Guantes, mascarillas… “…cada cosa útil en su momento…”

Como en todas las actividades en las que el factor humano es importante, parece que lo que falta en este mundo actual y global es cabeza y medida. Cada cosa útil en su momento. No podemos pretender que los técnicos para trabajar en el proceso de restauración, cuando mas necesitan una sensibilidad extrema en las manos, utilicen guantes. Si se los deberán de poner cuando los materiales que utilicen puedan ser abrasivos. El cuidado en los riesgos laborales debe ser extremo, y así otros muchos más condicionantes. Pero si debería ser de obligado cumplimiento unas mínimas normas de preservación, entre ellas el uso de guantes, en los diferentes tipos de personal que utilicen las obras, tanto para la manipulación puntual de los documentos, como temporal. Cierto es que todo depende de la concienciación de cada uno, pero siempre es mejor prevenir, a eso nos dedicamos, no solo a la restauración sino a la preservación y conservación. Si nosotros hacemos el trabajo y los demás no, hay algo que falla. Aquí archiveros y bibliotecarios tiene mucho que decir, sin su consenso es imposible. Veámoslo de otro modo, a nadie se le ocurriría (pienso yo) dejar tocar la documentación a alguien que quiera acceder a ella con un carpetas opacas de folios, unos bolis, y rotuladores de colores, ¿no? Si a esto añadimos la tan actual botellita de agua… creo que poco más hay que decir.

¿”Restauración tradicional” o restauración/retoque digital?

Siempre me ha gustado mucho la lingüística y esa es mi explicación. Estos dos conceptos para mi son antagónicos, me atrevería a decir. Lo de restauración por todas tus cita5 verónicaojedaentrevistas parece que lo vamos teniendo claro, pero el retoque digital, … ¿qué parte no hemos entendido de “retoque”? (y perdón por la chanza).

El retoque digital no es restauración, no actúa sobre el documento, es manipulación de la imagen de la que se obtienen diferentes recreaciones para sacar un rendimiento. Esto por ejemplo, lleva a la confusión en el publico mayoritario, ya que podemos tener magnificas ediciones de catálogos fotográficos en los que vemos la representación de las obras en perfecto estado, mientras que los originales literalmente mueren, siguen imparablemente su avanzado proceso de degradación. El retoque es muy valido para la investigación, la recreación, para el estudio en la distancia e incluso para el descubrimiento, pero por favor, nunca olvidemos la obra en si.

En los estudios de documentación se insiste muy poco en la conservación del material documental. De hecho, no hay demasiadas materias alusivas al tema en muchos de los grados ofertados, y los archiveros tenemos que acceder a esta formación a través de cursos de especialización, ¿crees que los archiveros y bibliotecarios deberían tener más formación reglada en este campo?

 Al igual que en la pregunta anterior, toda formación es poca, y lo sabemos de sobra. Siempre nos estamos poniendo al día en leyes, en protocolos, en materias, etc. Estudiamos y seguimos estudiando… los restauradores también. No sé como están todos los programas curriculares de las carreras, lo que tengo claro es que debería estar esta formación complementaria incluida. La documentación primero pasa por sus manos, luego vienen las nuestras, y vuelve a vuestra custodia. Hay que elegir una profesión y aunque tengamos muchos conocimientos solo tenemos un tiempo determinado (una vida) para poder trabajar eficientemente en aquello que hemos elegido. Creo que de nada vale hacer un curso, totalmente aislado, de conservación de documentación grafica, si no tenemos una base, ni un futuro de aplicación. Últimamente, he visto como se han ofertado varios que han acabado en un entretenimiento (que tampoco está mal). Me reitero, colaboración, es la clave, por lo menos, en la situación actual de la administración.

Muchas gracias Verónica


Conocí a Verónica Ojeda hace algunos años en un Encuentro de archiveros de Canarias organizado por ASARCA (Asociación de Archiveros de Canarias) en la isla de La Palma en 2005. Su presencia en este encuentro puede ser tomado como un indicador de su preocupación y vinculación directa con el ámbito archivístico. Pero, además, hablar con ella supuso entrar en contacto con una persona dinámica, entusiasta y vital, y muy volcada en el trabajo que realizaba. Ahora, diez años después, este blog nos ha dado la posibilidad de encontrarnos de nuevo.

Le agradecemos su participación en esta sección porque, como ella misma afirma: los archiveros y los restauradorees de documento gráfico debemos sumar y colaborar, tanto para la mejora de nuestro patrimonio documental, como para nuestro propio enriquecimiento intelectual y personal.


Si quieres conocer mejor el trabajo realizado por Verónica Ojeda Jiménez y el Centro de Conservación y Restauración de Documentos de La Palma, puedes consultar:

  • OJEDA JIMÉNEZ, Verónica. Participación en el Catalogo de Exposición de Gallaecia Fulget. V Centanario da Universidade de Santiago de Compostela (1495-1995), 1995

  • OJEDA JIMÉNEZ, Verónica: “Divulgación, educación: el futuro”. En VII Simposio sobre Centros Históricos y Patrimonio Cultural de Canarias, 2003
  • OJEDA, Verónica; CUBERO, Manuel: “Recueil de planches sur les sciencies et les arts” En: La Huella y la Senda [Catálogo de exposición], 2004, pp. 678-679
  • OJEDA, Verónica; y CUBERO, Manuel: “Centro de conservación y restauración de documentos gráficos de la isla de La Palma”. En Cartas diferentes, nº 3, 2007, pp. 304-307
  • OJEDA JIMÉNEZ, Verónica: “La intervención de urgencia: un protocolo alternativo”. En La planificación de desastres en archivos. Planes de urgencia y protocolos de actuación. AsarcaForma3, Anroart, 2007, pp. 105-117
Anuncios

Acerca de Fernando Betancor Pérez

Archivero (El Museo Canario), Licenciado en Documentación (UC3M), Especialista Universitario en Archivística (UNED), Licenciado en Geografía e Historia (ULL) Publicaciones
Esta entrada fue publicada en Archivística, Archivística y memoria, Archiveros, Archivo, Conservación, Restauración, Restaurador, Verónica Ojeda Jiménez y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s