¿Qué se espera hoy de los archiveros?

A todos los “archiveros de seis manos”;  es decir, a casi todos los archiveros

En otros tiempos los archiveros se dedicaban casi íntegramente a leer, extractar documentos y a desarrollar investigaciones históricas a partir de la información en ellos contenida, puesto que la mlots of filesayor parte de los responsables de los archivos procedían del ámbito de la historia, considerándose el término archivero como sinónimo de erudito. En la actualidad, a medida que la disciplina archivística se ha ido definiendo con mayor exactitud, se ha establecido un objeto de estudio claro y se han adquirido unas herramientas y procedimientos técnicos de trabajo y unos objetivos precisos, el papel del archivero ha ido cambiando, adquiriendo un grado de profesionalidad del que carecía en otros tiempos.

En este sentido, Jorge Blasco Gallardo en el transcurso de una conferencia dictada en el mes de noviembre de 2012 durante las Jornadas Archivando (León, España) y vinculada con su línea de trabajo Culturas del archivo, de una manera colateral a su línea discursiva reflexionaba  sobre el hecho de que a los archiveros de hoy se les pidiera que se encargaran de múltiples tareas: elaborar instrumentos de descripción, conservar, difundir, informatizar, digitalizar… sorprendiéndose de que bajo la función de “archivero” pudieran acogerse tantas actividades, y manifestando su asombro -de una manera irónica como buen conocedor de la realidad archivística- ante el hecho de que esas tareas fueran realizadas habitualmente por una sola persona en cada archivo. Pero… no. No es sorprendente; o por lo menos a los que nos dedicamos a esto no nos resulta extraña esta actividad “multitarea” que nos vemos obligados realizar. ¿Quién –exceptuando a aquellos que ejercen en grandes archivos- no ha tenido que efectuar la recepción de los documentos, cotejarlos, inventariarlos, describirlos a diferentes niveles y escanearlos o fotografiarlos, vincular la imagen con su ficha descriptiva, incorporar los metadatos a los objetos digitales y subirlos a una web que muchas veces es administrada, e incluso construida, por el mismo individuo que realiza todas las actividades anteriores?

En la práctica, y hoy más aún con la reducción de personal a que estamos asistiendo –merma que se produce sobre unas plantillas que en el ámbito archivístico eran ya mínimas, casi siempre unipersonales, lo que ha supuesto el cierre de muchos archivos- esta pluriactividad está a la orden del día más que nunca, y esta imagen del “archivero con seis manos” la reconoceremos muchos de nosotros. Frente a la especialización que parece dominar otros campos del saber, en el caso de la archivística se produce un empeño en ampliar cada vez más su radio de acción sin que parezca relevante que ha de haber diferentes perfiles profesionales -y también diferentes personas- para desarrollar cada una de estas actividades, hecho que de producirse significaría posiblemente un avance en la propia disciplina y en los trabajos cotidianos. Es evidente que la realidad y las transformaciones motivadas por las tecnologías obligan a incorporar novedades y requieren efectuar adaptaciones a los procedimientos técnicos que enriquezcan los trabajos realizados para que reviertan de una manera óptima sobre la sociedad a la qLegajosue va destinada. Ese no es el problema, porque si hay un colectivo que ha asumido muchos cambios en un corto período de tiempo ese es el de los archiveros, lo que obliga a un constante reciclaje que es asumido como algo natural y necesario. Pero… ¿no se pide demasiado a estos “archiveros solitarios”? ¿No se requiere de nosotros que seamos informáticos y humanistas, expertos en digitalización y peritos en grafías antiguas, preservadores de documentos y difusores de los mismos, creadores de razonados instrumentos de descripción y de material didáctico para los más pequeños, investigadores y comisarios de exposiciones? Se requiere de nosotros –se nos exige- todo eso y… mucho más: se exige que todo ello sea asumido por una sola persona. De ahí que la relación, la identificación, el vínculo –positivo a todas luces- que se establece entre el archivero y “su” archivo sea tan fuerte. Pero también, ahí está el origen del estrés que puede llegar a causar un trabajo constantemente solitario y atareado que los ajenos al ámbito archivístico se empeñan en calificar siempre de tranquilo y sosegado. Quizás –seguro- el problema no esté en la archivística en sí misma, sino en que el escaso reconocimiento social ha llevado a no valorar de manera adecuada la profesión y ello, a su vez, ha hecho de los archiveros unos supervivientes que hemos tenido que asumir y reconocer como propios todos los trabajos paralelos que conlleva la actividad archivística para así ofrecer resultados que favorezcan la transformación de esa imagen desconsiderada que se tiene de la profesión. Sí… en definitiva, el problema está, creo, en que todas esas actividades confluyen en una única persona, que habitualmente por responsabilidad y profesionalidad acepta su destino e intenta hacer su trabajo lo mejor que sabe y… puede, porque entiende que, en el fondo, se espera mucho de ellos, y porque, además, ¡qué le vamos a hacer!… les gusta su trabajo.

¿Y tu…? ¿Eres uno de esos “super archiveros” que con sus “seis manos” han de enfrentarse en solitario a todas esas múltiples tareas?

Anuncios

Acerca de Fernando Betancor Pérez

Archivero (El Museo Canario), Licenciado en Documentación (UC3M), Especialista Universitario en Archivística (UNED), Licenciado en Geografía e Historia (ULL) Publicaciones
Esta entrada fue publicada en Archivística, Archiveros, Archivo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a ¿Qué se espera hoy de los archiveros?

  1. Felicidades por tu post, Fernando. Cuando lo leí me sentí identificado, no como archivero, sino como profesor, porque en las universidades estamos igual: la lista de obligaciones cada vez se amplía más y la de derechos se va recortando. Saludos.

    • Fernando Betancor Pérez dijo:

      Muchas gracias por tu comentario…Sí, las obligaciones son cada vez mayores para todos. Poco a poco -o a marchas forzadas casi siempre- tenemos que aprender cosas nuevas que aplicar porque se requiere de nosotros cada vez más. Saludos.

  2. Mertxe dijo:

    Realmente cada vez nos dedicamos más a todo esto. Toda esta revolución digital hace que tengamos cada vez menos tiempo para desarrollar contenido, porque cada vez invertimos más tiempo en difundir el documento para que otros desarrollen sus contenidos. Realmente hace falta más personal especializado en temas de nuevas tecnologías, pero también creo que no nos viene mal “saber de todo” y sacar adelante nuestros archivos en estos tiempos difíciles. Me ha encantado el “post”.

    • Fernando Betancor Pérez dijo:

      ¡Muchas gracias! Es verdad que cada vez queremos llegar más lejos y, desde luego, “saber de todo” nunca está de más, y más aún en estos tiempos.

    • Compartimos plenamente los conceptos de Mertxe y lo felicitamos Fernando por abordar esta vieja problemática. Saludos fraternos desde La Pampa – Argentina.

      • Fernando Betancor Pérez dijo:

        Gracias a ustedes por sus comentarios. Es verdad que esta situación puede llegar a ser problemática ante todo en el instante en que una única persona no puede asumir todo lo que se requiere de ella… aunque, y no se como lo hacemos, pero terminamos casi siempre por hacer lo que se espera de nosotros. Saludos desde Gran Canaria.

  3. fototecabernardograff dijo:

    Reblogged this on Fototeca Bernardo Graff.

  4. Pingback: ¿Qué se espera hoy de los archiveros? | Asociación ABDM

  5. martcastc dijo:

    Felicidades por el post, muy bien explicada la situación actual de archiveros y archivos. Hasta hace unos meses formaba parte del personal de uno ellos pero con los recortes y el cese de personal interino, los archivos de Castilla-La Mancha se han quedado bajo mínimos y muchos profesionales sin trabajo como es mi caso. Ante esta situación intento difundir los archivos en las redes sociales a ver si la visibilidad ayuda y así, de alguna manera sigo vinculada a esta profesión.

  6. Fernando Betancor Pérez dijo:

    Muchas gracias! Sí. Como dices la situación no es muy buena para los archivos y los archiveros…Cada vez hay menos archiveros pero el trabajo sigue siendo el mismo. Estoy de acuerdo contigo que la difusión es fundamental para nosotros mismos y para que el resto del mundo vaya conociendo a los archiveros y el trabajo que realizan. Gracias de nuevo.

  7. José Luis Abanto dijo:

    Es interesante, como docente de archivística y archivero en ejercicio, reflexionar sobre nuestro quehacer en los Archivos; estemos en España, Rusia Costa Rica o Perú, seguimos siendo archiveros “multitarea”. Se demanda mucho de nosotros y se reconoce poco del trabajo realizado, salvo cuando se requiere usar a los archivos para la foto de alguna autoridad, foto en la que tampoco solemos aparecer mucho; pero que más da, los que ejercemos ésta profesión, sabemos del valor que tiene, de la importancia de nuestro servicio al ciudadano o investigador y de la labor que brindamos a las sociedades futuras. No esperamos ni un busto, ni una plaza con nuestro nombre, a veces ni si quiera el nombramiento en el cargo; pero, lo que nadie nos quitará es la satisfacción de decir “misión cumplida”. Realmente motivador el post, gracias Fernando y un saludo desde Lima, Perú.

  8. Pingback: ¿Qué se espera hoy de los archiveros?

  9. Pingback: ¿Qué se espera hoy de los archive...

  10. Gabriel Herraiz dijo:

    Muy buen post sobre los archiveros, he estudiado la Licenciatura de Documentación por mi pasión por los archivos y porque siempre me he visto identificado en esas formas de trabajar ordenadas, meticulosas y de buenas prácticas que se deben de llevar a cabo en las empresas para un buen funcionamiento de toda su documentación tanto la que generan como la que pasa a procesos de archivado histórico. He pasado por múltiples procesos que se realizan en los archivos, desde orden de documentación, digitalización, difusión de contenidos… y todos ellos por muy distintos que sean me siento motivado por realizarlos, pero con todo ahora mismo estoy en el paro, sintiendo esa necesidad que las empresas tienen por contratar a personal experto en los archivos para sus buenos funcionamientos y que por desgracia el desconocimiento de la profesión y de sus estudios hacen que no lleguemos a trabajar para lo que realmente estamos dispuestos y motivados.

  11. Adriana dijo:

    Excelente! es la primera vez que leo algo con lo que me siento completamente identificada!! Justo esta semana me tomé unos días de licencia porque la semana pasada mis compañeros me dijeron que estaban preocupados porque me veían “cara de estresada, que no se me veía nada bien”, y si!! si tengo que hacer quinientas mil cosas!!!, en fin, que todo lo hago porque amo a mi archivo!!, pero es cierto, cada vez tengo más trabajo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s