La memoria en peligro

El “caso del códice calixtino” es un ejemplo del temido “fantasma” al que se enfrenta todo aquel que tiene responsabilidad de custodia sobre material documental. Muchas veces los archiveros nos preocupamos en tomar medidas de conservación preventiva (humedad, luz, temperatura, material de ph neutro, etc.) y olvidamos que las medidas de seguridad son también relevantes, muy relevantes. Por un lado, me sorprendió –aunque entiendo que el hombre estaba contento- que el deán recibiera un códice de tanto valor sin guantes, que lo mostrara pasando sus folios alegremente ante las cámaras y que la entrega se hiciera en lo que parecía un claustro sin más ni más. No es una crítica fácil, sino que si queremos que los usuarios traten de manera adecuada los documentos debemos ser los que los custodiamos los que hemos de dar ejemplo (Recomiendo un artículo de Milagros del Corral publicado en El País hace pocos días).
Por otro lado se anuncia la adopción de medidas especiales para el códice. Bien, en cuanto a las restricciones de consulta a la que va a ser sometido no estoy del todo en desacuerdo. La consulta de estos documentos ha de ser justificada y motivada. Si lo que interesa es la información, el contenido, con una copia es suficiente. Si interesan aspectos de diplomática o artísticos podría ser necesaria – sería necesaria- la consulta directa. Hay que pensar que cada vez que se manipula el códice se da un paso más hacia el deterioro puesto que agentes como la luz, el polvo, y sobre todo los cambios de condiciones de humedad y temperatura van a incidir negativamente sobre el mismo. Por otro lado, la exposición del códice debería ser también un acto controlado y no permanente puesto que todos conocemos lo que sufren estos objetos al ser expuestos durante largas temporadas aunque se adopten medidas de conservación expositivas. Finalmente, creo que lo único bueno que ha tenido el robo ha sido para demostrar la fragilidad de las condiciones de seguridad de algunos recintos, para poner de manifiesto el inadecuado acceso a los depósitos de los archivos, a los que pueden entrar personas en principio, no autorizadas y, sobre todo, ha servido para que se hable y discuta sobre los archivos. Es verdad, la razón para el debate es triste, pero que haya debate y se recuerde a la población el valor del material documental es positivo. Recopilo noticias sobre archivística para este blog y se han publicado más noticias en estos últimos días que en los últimos meses.

Anuncios

Acerca de Fernando Betancor Pérez

Archivero (El Museo Canario), Licenciado en Documentación (UC3M), Especialista Universitario en Archivística (UNED), Licenciado en Geografía e Historia (ULL) Publicaciones
Esta entrada fue publicada en Archivística, Archivística y memoria, Archiveros, Exposiciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s